¿Qué debes saber para comprar tus llantas?

on
CategoríasLlantas

¿Tu vehículo necesita cambio de llantas y no tienes idea que tener en cuenta al momento de realizar la compra? Entonces este artículo es para ti.

Un Vehículo requiere de atención no sólo al momento de suministrarle gasolina, hay muchas más cosas que hay que tener presentes y una de esas es realizar el cambio de llantas, esta decisión debe ir anclada a información relevante que te daremos a conocer aquí.

1. Debes conocer cómo leer una llanta.

Esta imagen te indica como conocer la referencia y algunas especificaciones de la llanta que tu vehículo necesita.

Las dimensiones de las llantas suelen venir de la siguiente forma: 205/55R16

  • El primer número (205) corresponde al ancho de la llanta en milímetros.
  • El segundo número (55) es el perfil, este indica la relación en porcentaje entre la altura del costado y el ancho de la llanta. Es decir, el perfil sería el 55% de 205 (ancho) milímetros. Perfil = 112.75 milímetros.
  • El tercer número (16) seguido de la R(radial) corresponde al tamaño del RIN en Pulgadas.
  • El cuarto número (91) se refiere al índice de carga, es decir que tanto peso puede soportar.
  • La Letra (V) representa el código de velocidad máxima para el cual la llanta fue diseñada.

2. Es importante revisar el Índice de Carga y el índice de Velocidad de la llanta.

Si eres de los que les gusta llevar el vehículo a máximas velocidades, debes tener en cuenta el índice de velocidad al momento de comprar tus llantas, ya que este te permite conocer la velocidad máxima recomendada para garantizar el desempeño óptimo de la llanta.

A continuación, encontraras una tabla que identifica el símbolo (letra) y los valores de la velocidad máxima para los cuales está diseñada la llanta.

Ahora, si necesitas tu vehículo para soportar grandes cargas, te recomendamos revisar la siguiente tabla, para que evites instalar llantas con baja capacidad, ya que el exceso de carga puede incrementar la fricción con el piso acabando los neumáticos prematuramente.

¿No sabes cuál es el índice de carga ideal para tu carro? No te preocupes acá te damos un breve ejemplo:

205/55R16 91V – El índice de carga (91) es el valor asignado de la llanta utilizado para comparar las capacidades de cargas relativas. Entre mayor sea el índice de carga de la llanta, mayor será su capacidad de carga. 99 = 775 Kg

3. Ten presente revisar la fecha de fabricación de la llanta.

La fecha es vital revisarla antes de realizar una compra, una llanta tiene vida útil de a 4 a 7 años dependiendo del fabricante, es decir si compras una llanta más antigua del año actual, al final del día estarás comprando una llanta que no te va a durar el tiempo esperado, no es tan buen negocio ¿cierto? Te recomendamos que compres llantas que han sido fabricadas en el mismo año que las estas comprando, así evitas adquirir llantas que llevan mucho tiempo almacenadas probablemente en condiciones que podrían afectar su rendimiento.

Adicional ten presente que una llanta está diseñada para cierto kilometraje, sin embargo, factores como el modo de conducción, el terreno, la altura de la ciudad y el clima influencian de manera directa al kilometraje que las llantas van a durar.

En el costado de la llanta encontrarás una marcación “DOT” la cual indica la fecha de fabricación identificada en un ovalo de 4 dígitos, que indica la semana y el año.
En la siguiente imagen encontraras un ejemplo de cómo interpretar y conocer la fecha de fabricación de una llanta.

Con esta información ya sabrás como identificar la fecha de fabricación de la llanta. Todas las llantas deben contar con el indicador “DOT” para poder estar en el mercado mundial. Si no la encuentras, pregúntale al asesor de ventas y solicítale este dato.

4. Es relevante que conozcas el UTQG de tu llanta.

El UTQG Uniform Tire Quality Grade es el “Grado de calidad Uniforme de las llantas” el cual proporciona información relevante del fabricante y muestra una comparación entre las llantas al momento de tomar una opción de compra.

Esta norma es obligatoria para todas las llantas de pasajeros. Las llantas se someten a una serie de pruebas que miden su desempeño en las siguientes variables: Desgaste (Treadwear), tracción (traction) y temperatura (temperature), todas estas pruebas son realizadas por el fabricante de la llanta.

Desgaste (Treadwear): El indicador Treadwear hace referencia a la resistencia al desgaste de una llanta, y comprende los valores entre 60 y 620, tomando como cifra estándar el número 100, es decir que con base a esta cifra, podremos saber si una llanta tiene una óptima o insuficiente resistencia al desgaste.

  • Mas de 100 – Bueno.
  • 100 – Cifra de referencia estándar.
  • Menos de 100 – Deficiente.

Un mayor valor en “Treadwear” nos indicara que la llanta tiene mayor resistencia al desgaste, es decir que su vida útil será más larga, pero también quiere decir que será menos flexible lo cual generará una menor adherencia al pavimento afectando un poco las características de frenado.

Ahora que tienes claro cómo se mide el Treadwear y bajo qué valores, es importante que sepas que este indicador se ubica en los laterales de la llanta con su propio nombre “Treadwear” y estará seguido de las 3 cifras de su calificación.

Tracción (traction): Este es tal vez uno de los indicadores más importantes del Código UTQG, ya que evalúa la capacidad de una llanta para detenerse por completo sobre el asfalto mojado. En otras palabras este indicador te va a permitir evaluar la seguridad que te podría llegar a brindar la llanta en un pavimento húmedo o completamente mojado.

  • AA: Excelente.
  • A: Mejor.
  • B: Intermedio.
  • C: Aceptable.

Temperatura (temperature): Este indicador nos enseña qué tan resistente es un neumático al calor, y se clasifica en A (Área caliente), B (Área normal), C (Área fría). Según la letra que tenga tu llanta, sabrás qué tan bueno es el compuesto de caucho depurando el calor absorbido durante el camino.

  • Grado de resistencia A: Es el máximo nivel de desempeño que indica que la llanta soportó media hora a una velocidad de 185 Km/h sin fallar.
  • Grado de resistencia B: La llantas superó 160Km/h pero no 185Km/h.
  • Grado de resistencia C: Es el mínimo nivel de desempeño que indica que la llanta falló en soportar media hora a 160 Km/h.

Después de lo que acabas de leer ya puedes considerarte un “Experto” en la compra de llantas. La próxima vez que necesites comprar tus llantas, recuerda que el precio no es el único factor determinante para tomar la decisión. Ten en cuenta que está primero tu seguridad y la de tu vehículo, por eso revisa la fecha de fabricación, los índices de carga y velocidad, la resistencia al desgaste y el frenado. Estos parámetros son los básicos para no cometer errores al momento de tu compra y que tu vehículo funcione de manera óptima y eficiente.

Entre las múltiples opciones que existen para comprar llantas, una de las que más facilita nuestra vida por tiempo, seguridad, agilidad y conocimiento es una plataforma en línea por medio de la cual puedes obtener una asesoría completa e incluso, hasta adquirir instalación gratis.